Viernes, 08 Mayo 2015 16:59

El Emprendimiento como una Forma de Vida

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

En los últimos años hemos escuchado constantemente la palabra “emprendedor” y un sinnúmero de derivaciones del mismo término que, para muchos,  incluso para  personas que se desarrollan en ese ámbito, tiene connotaciones mitológicas debido a la realidad y la ficción de la cultura y forma de vida del emprendedor. En esta ocasión vamos a tratar de desmenuzar las características del emprendedor y al mismo tiempo desmitificar muchos aristas del tema. 

Comencemos por lo que diferencia a un emprendedor de una persona que no lo es:

La pasión.

Este es un elemento fundamental para el desarrollo de otras capacidades y hábitos que engloban el “ser emprendedor”. La pasión es el ecosistema donde se desarrolla ese caldo de cultivo necesario en el cual,  por generación espontánea, surgen, crecen y evolucionan el éxito, las metas y los sueños del emprendedor.

La pasión es un componente esencial en la vida, no solo de un emprendedor, si no idealmente es un componente de la vida diaria del ser humano. La pasión es la línea divisoria entre el “tener, el deber y el ser”

Un emprendedor no “tiene” que desarrollar su proyecto,  no “debe”  desarrollar su proyecto, un emprendedor “es” su proyecto; esta capacidad de diferenciar esas tres palabras solo la da la pasión por lo que se hace, se hizo y se quiere llegar a hacer.

Voluntad.

Éste es un componente que de cierta manera viene derivado de la pasión;  es la manera de dirigir y orientar nuestras acciones, que en ocasiones van en contra de nuestra zona de confort. La voluntad nos dota de la capacidad requerida para llevar a cabo acciones contrarias a las tendencias inmediatas del momento.

En los emprendedores es como una ley ir contra corriente, contra lo ya establecido, hacer cosas que podrían causar incomodidad o dejar de hacer cosas que producen satisfacción. Es en este punto cuando la voluntad entra como un componente de perseverancia y  esa energía que logra que se materialicen nuestros deseos máximos.

Visión.

Hasta el momento tenemos ya dos  ingredientes en la vida de un emprendedor. Pero ¿qué sería de  un ser humano con pasión y voluntad si no tiene dibujado el panorama de lo que quiere y cómo lo quiere hacer?

En este punto entra la visión  cada emprendedor necesita un plan y la visualización de los objetivos finales. Teniendo esto en mente, la planificación y la prioridad de objetivos o acciones van a definir el camino en el cual el emprendedor va andar.

Creatividad y sentido de la innovación

La creatividad es el proceso por medio del cual las ideas son generadas, desarrolladas y transformadas en valor agregado.

No es necesario inventar lo que ya está inventado, pero si es necesario identificar nuevas posibilidades de hacer las cosas y garantizar diferenciación.

Esto es vital tanto como los tres puntos anteriores ya que es la materia prima en la que el emprendedor pondrá su pasión, su voluntad y su visión.  Es el elemento que aceita el engranaje del ser emprendedor.

Mitos

Los emprendedores no son seres de otro planeta, tienen las mismas necesidades fisiológicas que cualquiera;  tienen miedos, asignaturas pendientes y, sobre todo, también se equivocan. Esto es muy importante, ya que la figura del emprendedor es asociada a la de un guerrero invencible, pero recordemos que el mismo Aquiles tenía su punto débil. Como es el caso de todo ser humano que toma decisiones, los emprendedores a veces toman decisiones equivocadas.

Los emprendedores nacen, no se hacen

Es innegable que se necesitan algunas condiciones físicas y mentales básicas, como buena salud, disposición al trabajo e inteligencia. Pero el emprendedor también debe aprender a serlo y además es estadísticamente comprobable que no es necesario ser descendiente de emprendedores. Los dueños de las empresas con más éxito adquirieron experiencia trabajando para otros y aprendieron a dirigir una empresa antes de aventurarse a crear una propia.

Los emprendedores no tienen vida social

Esto es uno  de los más grandes mitos y razones por las cuales las personas no se animan a emprender. Claro que los emprendedores tienen vida social. No son seres ermitaños que viven es su cueva desarrollando sus negocios, una parte importante del quehacer  emprendedor es desarrollar redes y generar lazos que no solo sean de negocios. Tienen que salir de su área de coworking o de la oficina para refrescar sus ideas.

Independientemente de la conclusión que se pueda tomar sobre párrafos anteriores se debe dejar claro que el emprender no es un acto aislado o representativo del mundo de los negocios. Idealmente es una forma de vida que, si bien no es para todo el mundo, debería ser y empujar a que gran parte de la humanidad fuera emprendedora en cualquier ámbito, ya sea en la música, la danza, la investigación  o el deporte.

Visto 2097 veces Modificado por última vez en Lunes, 13 Julio 2015 20:58

Lo último de José Alberto Ramírez

94 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

The biggest bookie William Hill United Kingdom link.