Un plan de ventas como primera fuente de financiamiento en las MiPyME´s

Escrito por  Martes, 30 Septiembre 2014 04:29

Desde hace un par de años existe una tendencia de ser tu propio empleador e incursionar en el ecosistema emprendedor, sin embargo hemos analizado y descubierto que existen diversas dificultades durante el emprendimiento, el primer factor es el financiamiento para comenzar con el proyecto en forma, otro punto es ofertar los productos o servicios con los que cuentan, la capacidad de personal con la que pueden laborar, éstos siendo los principales puntos.

Existe un sinfín de  soluciones para incursionar en el mercado y obtener el financiamiento necesario, sin embargo el punto a desarrollar, es como vender para solucionar los principales dilemas que existe en la mayoría de los emprendimiento, siendo hasta un __ % que buscan como obtener sus primeros ingresos, razón por la cual planteo el cómo desarrollar un plan estratégico de ventas, cuales son los puntos esenciales y que puntos va a solucionar.

Siempre el buen resultado ante lo que se desee hacer es una indagación de todos los recursos con los que contamos y se encuentran a nuestro alrededor, la información en tiempo y forma es la mejor arma que podemos tener antes, durante y después del emprendimiento, por ello es fundamental conocer que aspectos se deben de buscar y cuál es la razón.

Una estrategia eficaz de captación de clientes contempla cómo los diferentes canales de ventas de una empresa, atraen y conservan, de forma eficiente y con éxito, a nuestros clientes.

Para ello es necesario que tengamos en cuenta, entre otros, los siguientes aspectos:

• Definir el segmento objetivo o mejor conocido como el mercado meta, siendo el público al que nos queremos dirigir a vender o comercializar nuestros productos o servicios.

  •  Características del mercado objetivo y la cantidad a captar.


• Disponer de productos/servicios que encajen con las necesidades y deseos de cada segmento al que nos queremos dirigir.

• Construir o adecuar los diferentes canales de ventas a utilizar con cada cliente y conocer el coste de captación de clientes por canal. De ser posible que sea un canal directo, me refiero a que sea un canal donde no existan intermediarios, el producto/servicio sea del productor al cliente, con la finalidad de abolir costos.

• Transmitir mensajes en redes sociales, las cuales no tienen costos y realizar actividades de acuerdo con el plan de comunicación definido, el plan de comunicación generado es parte de las estrategias de cómo vas a hacer llegar cada uno de tus mensajes al consumidor.

• Conocer con quién competimos para cada producto/servicio de la empresa, para cada cliente al que nos dirigimos y para cada canal que queremos utilizar (puede que tengamos competidores sólo para un tipo de producto, competidores sólo para la venta a través de Internet, por mencionar un ejemplo).

Coste de captación de clientes: es el coste derivado de convencer a un cliente que compre nuestro producto o servicio, incluyendo todos los costes asociados al proceso de comercialización: desde la investigación de mercados previa el lanzamiento de un nuevo producto; los costes de la publicidad; los costes de los comerciales; los costes de intermediación. Para un emprendedor sólo son los costes básicos, como lo es comercializar el producto o servicio, generar publicidad básica (flyers, folletos, tarjetas de presentación), promociones, entre otras.

Para definir los canales de ventas a utilizar para poder llegar a cada público objetivo, una empresa debe evaluar:

• La capacidad de su canal directo (su propia fuerza de ventas o los establecimientos comerciales que controla), así como la del resto de canales que controla directamente (la venta a través de Internet o por teléfono).

• La capacidad de ventas concernientes a las de sus partners o intermediarios (acuerdos con terceras empresas), así como aquellas otras que controla de forma indirecta (las que tiene externalizadas a través de una fuerza de ventas externa).

Una vez realizada esta evaluación, se debe comparar con:

• Los objetivos a conseguir, marcados a nivel interno.

• Lo realizado por la competencia.

Los resultados de ambos análisis proporcionan información valiosa para determinar los canales a utilizar y reducir al mínimo el conflicto de canales, así como el menor coste, que tanto ocurre en muchos emprendedores, incluso empresas.

Cómo definir el público objetivo
La definición de los clientes es crítica para establecer los canales a utilizar, ya que al segmentar los clientes y según los parámetros que manejemos, un determinado tipo de cliente puede estar en un segmento o en otro, y ser conveniente que use uno u otro canal.

Muchos se  preguntarán que es segmentar al público objetivo, es agrupar en un diversos sectores o grupos uniformes que cuenten con características similares o variables que puedan influir en su comportamiento de compra, donde debido a la similitud de cada grupo, es probable que respondan de la misma manera ante estrategias de mercado o comercialización del producto.

Algunos de los criterios que podemos utilizar para segmentar son los siguientes:

• Productos/servicios: a partir de sus preferencias o según los que hayan adquirido en un determinado periodo de tiempo.

• Precio: a partir de la sensibilidad que tengan nuestros clientes por incrementos o descuentos que realicemos.

• Comunicación: según las respuestas obtenidas (tantos las positivas como las negativas) a los mensajes que les enviemos.

• Canales: según el uso de uno o varios canales que utilice para comprar.

• Demográficos: Grupos uniformes que tengan características y necesidades semejantes, que puedan influir en el comportamiento de compra.


Debemos de tener en cuenta que al segmentar algunos clientes obligatoriamente algunos se convierten en más valiosos que otros, porque en caso de no hacerlo:

• Los costes podrían subir hasta convertirse en inadmisibles o no accesibles en el emprendimiento cuando proporcionan el mismo nivel de servicio a todos los clientes (imaginemos, por ejemplo, que a todos los viajeros de una línea aérea les tratasen como si volasen en primera clase).

• Se pierden oportunidades de venta cuando nuestros mejores recursos no están alineados con las mejores perspectivas de crecimiento (como por ejemplo el dedicar a nuestro mejor comercial a tratar con un cliente que no tiene intención de comprar).

• Los clientes que parecen ser menos valiosos si los consideramos venta a venta, pueden serlo cuando se estudia en su globalidad (como es el caso de un cliente de entidad financiera que deja pequeños márgenes, pero que tiene varios productos contratados).

Valor de un cliente: La valoración de un cliente es un proceso que ayuda a una empresa a determinar a qué clientes debe dirigirse para maximizar su beneficio. La valoración del cliente implica que una empresa ha de evaluar y analizar datos pasados que permitan conocer qué clientes compran, con qué frecuencia, qué clientes gastan más dinero,… con el ánimo de pronosticar el potencial futuro de compra y cerciorarse de que el tiempo y los recursos se invierten solamente en los mejores clientes.

Una vez definida la segmentación de nuestros clientes (actuales y potenciales), hay que establecer a través de qué canales dirigirnos a ellos.

Cómo diseñar el plan comercial multicanal
Organizar la estructura comercial, establecer la dirección, composición, papeles y las actividades de los diferentes canales de ventas son componentes importantes del plan de una empresa para anticipar o responder a:

• Cambios de la estructura del mercado.

• Sofisticación del cliente.

• Indiferenciación del producto.

• Presiones del precio.

• Competición agresiva.

• Cambios de tecnología,…

Cada vez son mayores las respuestas que se tienen que conseguir la comercialización al diseñar un plan que tenga en cuenta los diferentes canales de venta (plan comercial multicanal):


• ¿Cuántos canales de ventas debemos tener y cómo debemos utilizarlos para llegar a nuestro mercado objetivo?

• ¿Cómo podemos integrar y coordinar las actividades de los diferentes canales y departamentos relacionados con la actividad comercial?

• ¿Cuántos encargados son los apropiados (¿por canal?, ¿por zona?,…)? ¿Cuánto debería abarcar cada uno de ellos? ¿Qué nivel de control es el mejor?

Para emprendedores, funciona mucho la parte de pago por comisión, no pagas un sueldo, hasta que el vendedor te da resultados.

• ¿Debemos integrar las funciones relacionadas con la actividad comercial? ¿La de presupuestos? ¿La de atención al cliente?

Ventas multicanal: Es ofrecer a clientes más de una forma o vía para comprar algo, por ejemplo, desde en una web hasta en tiendas. Más de un estudio dice que los clientes que usan varios canales gastan el 30% más que los clientes que usan un solo canal.

Para una empresa, el ofrecer varios canales de venta, además de ofrecer al cliente más opciones de compra, permite disponer de más oportunidades de contactar con ellos, ya que cada canal puede ayudar a promocionar los otros (preferiblemente aquellos que tengan un menor coste). Por otro lado, la venta a través de Internet o por teléfono nos permite recoger datos sobre los clientes que no pueden o no se suelen obtener a través de una venta personal (en una tienda, por ejemplo).Estos canales nos permiten por tanto, desarrollar listas de clientes que, una vez segmentadas, facilitan el enviar promociones futuras o campañas de comunicación más personalizadas y mejor dirigidas.

Para los fabricantes, la venta a través de varios canales también incluye el uso de partners o intermediarios, que venden directamente al cliente y pueden ir desde grandes superficies, franquicias o redes de minoristas, agentes,… En estos casos, la venta que realiza de forma directa el propio fabricante suscita el llamado “conflicto de canales”.

La parte comercial está entre los activos más productivos durante el emprendimiento, siendo esencial para comenzar con las ventas y el ingreso para comenzar el desarrollo, pero también entre los más costosos. Por eso el determinar el número apropiado de canales a utilizar y la mezcla correcta de los recursos a utilizar presenta dilemas como por ejemplo el de que el aumentar el número de las personas dedicándose a la actividad comercial puede incrementar las ventas… pero también aumenta claramente los costes.

Por ello, conseguir el equilibrio entre los “ingresos previstos” y los “costes verídicos” es de vital importancia.

El número óptimo de canales de ventas a utilizar y el saber cómo asignar o a quién imputar las cuentas de clientes actuales y potenciales depende de:

1. El potencial de mercado de cada canal.

2. Cómo afecta a cada canal la carga de trabajo que cada cliente necesita para ser atendido correctamente.

A partir de ahí, definir los canales y el número de comerciales necesarios y diseñar el alcance y el papel de cada uno de ellos están íntimamente relacionados.

Desafío del área Comercial
Los desafíos actuales del área Comercial se han ampliado al adoptar las empresas estrategias de ventas a través de varios canales (o estrategias multicanal).

Éstas vienen como resultado de una cada vez mayor sofisticación de la compra de los clientes, así como por un control de los costes de los vendedores cada vez más exhaustivo, debido a una mayor transparencia por parte de estos (por ejemplo, a través de Internet se puede comparar más fácilmente el margen de intermediación que aplica cada intermediario para un mismo producto).

El éxito en la gestión de los diferentes canales de ventas pasa por:

• Contar con herramientas que incorporen:

- Sistemas de Información que permitan seguir los detalles y actividad por canal.

- Sistemas Financieros que identifican el beneficio derivado de cada canal, de los partners, de los clientes y de las compras de cada producto/servicio.

• Y tener en cuenta la faceta personal de la actividad comercial, por lo que es necesario:

- Dar formación unificada, pero diferenciada, a los diferentes participantes en la actividad comercial.

- Facilitar y fomentar la comunicación entre canales, en la que todos los participantes conozcan la misma información y no se desaprovechen oportunidades de venta.

Las diferentes herramientas tecnológicas que existen actualmente en el mercado como las de Gestión de los Contactos con el Cliente (CRM en su acrónimo inglés), las de Conocimiento de Negocio (denominadas en inglés Business Intelligence), las de minería de datos (Data Mining, en inglés) o los Cuadros de Mandos (Balance Scorecard, también en inglés), son algunas de las disponibles que nos permiten tener un control de la información necesaria para la toma de decisiones.

 

 

 

 

Visto 25109 veces Modificado por última vez en Sábado, 01 Noviembre 2014 03:01
Zaira Mora

 

DIRECTORA COMERCIAL


 

Desarrolla y aplica estrategias comerciales y desarrollo de habilidades empresariales y startups

   

 

¿Quieres conocer más acerca del autor?

¡Visita su Blog personal!

 

Lo último de Zaira Mora

Más en esta categoría:
El éxito de una empresa »
Valora este artículo
(0 votos)

1412 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.




The biggest bookie William Hill United Kingdom link.