Finanzas en mi emprendimiento ¿Para qué?

Escrito por  Martes, 30 Septiembre 2014 05:37

De Bill Gates con Microsoft a Mark Zuckerberg con Facebook, han transcurrido casi 30 años de distancia entre la fundación de estas dos empresas. No cabe la menor duda del éxito de ambas compañías y, sin duda, ambos casos han pasado por el ciclo de vida de un emprendimiento, hasta ser las grandes empresas que hoy en día conocemos. 

Pero, ¿cuáles han sido los elementos o factores que han contribuido a consolidar a estos dos gigantes para que hoy en día sean de las compañías más representativas en la industria tecnológica a nivel mundial? La respuesta puede ser demasiado extensa y para fines de este  artículo, sólo analizaremos uno de esos tantos elementos, algo que sin duda, apremia a muchos emprendedores y se convierte en su “Talón de Aquiles”, las finanzas.

No imagino a Gates en los inicios de Microsoft elaborando sus asientos de diario o a Zuckerberg dándole like a los estados financieros de Facebook. Es cierto que ambos saben de números, pero probablemente ellos sabían en ese entonces de finanzas, lo que yo sé de programación en este momento. 

En éste artículo abordaremos de manera muy general la importancia y uso de la parte financiera en un emprendimiento, brindándote conocimientos y consejos que sin duda, podrás utilizar para tu propio proyecto. La información teórica-académica es muy importante; sin embargo, mucha de la información disponible en México está basada en casos de éxito y modelos de negocio ya probados. Un emprendimiento, si bien necesita de esta información, debe de aprender a usarla con cautela pues, al ser un proyecto nuevo, necesita información fresca, que sea de las mismas dimensiones del proyecto. 

Si bien no existe una receta o un procedimiento que te conduzca al éxito, aquí te comparto algunos pasos que, con base en la experiencia que he tenido con startups, me han ayudado a realizar proyecciones financieras adecuadas para ellas:

1. Define el Modelo de Negocio. Diseña el modelo en función de la planificación para generar ingresos. Es importante saber qué, cómo y para quién vas a ofrecer un bien o servicio, cómo atraerás a tus clientes, y cómo vas a generar valor a partir de ellos. La herramienta Canvas puede ser de gran ayuda para definir tu modelo de negocio.

2. Identifica el mercado objetivo: a quién le vas a vender y cuáles son las expectativas que el mercado tiene sobre tu empresa.

3. Realiza una investigación de mercado profunda. Identifica las necesidades de tu mercado y evalúa si tu oferta satisface alguna de sus necesidades y genera valor en el proceso.

4. Fijación de precios. Muchos emprendedores enfrentan dificultades a la hora de fijar sus precios. Los métodos más usados son: sobreprecio, rendimiento objetivo, por tasa vigente, con base en los incrementos de costos, condiciones del mercado, bases psicológicas. La verdad es que debes establecer tu precio tomando distintas variables económicas. Sin embargo, no todo es como lo enseñan en la escuela, la estrategia de precios variará de acuerdo al tamaño del mercado, la capacidad de producción, la capacidad de satisfacer la demanda y con base en la presencia de la competencia. Para un proyecto que inicia es necesario calcular muy bien tus variables, no queremos que el barco se hunda en pocos años, por malos cálculos en su etapa de diseño y construcción.

5. Determina la tasa a la que tu empresa debe crecer para penetrar el mercado objetivo a uno y a cinco años. Con esta tasa de crecimiento obtendremos una proyección de la producción necesaria para alcanzar esa tasa y, tendremos la proyección de ingresos futuros.

6. Identifica tus costos y gastos. La diferencia entre un costo y un gasto radica en que el costo es toda aquella erogación que está estrictamente relacionada con la producción, como la mano de obra, materia prima, insumos, entre otros. Los gastos son todas aquellas erogaciones que están relacionadas con la comercialización del producto y la administración.

7. Inversión inicial. Iniciar la operación de tu empresa requiere de capital para su operación o, en caso de que ya esté en operación y desees iniciar un proyecto nuevo, es necesario saber cuánto dinero necesitas para iniciarlo. 

8. OPEX y CAPEX. Son términos que se refieren a los conceptos de Operation Expenditures y Capital Expenditure. El OPEX son los costos asociados con el mantenimiento de equipos, gastos de consumibles y otros gastos de funcionamiento necesarios para la producción y el funcionamiento del negocio o del sistema. El CAPEX es la cantidad de inversiones en equipos e instalaciones con el fin de mantener la producción de un producto o servicio, o para mantener funcionando un negocio o sistema particular. Estos dos términos te ayudarán a planificar la estrategia de inversión y varían de acuerdo al tipo de proyecto en cuestión.

9. Fuentes de financiamiento. Una vez identificada la necesidad financiera, es necesario saber de dónde vendrán los recursos de capital para financiar el proyecto. Existen diversas fuentes de las cuales se pueden obtener recursos, unas más caras que otras; es decir, hay fuentes que exigen un mayor costo (expresado en porcentaje) por el uso del dinero que otras. También algunas dependen de la etapa en la que se encuentre el proyecto. Algunas fuentes de financiamiento son las siguientes:

a. Friend, family and fools (amigos, familia, locos). Es la fuente más barata y accesible, ya que muchas veces puede obtenerse sin costo.

b. Instituciones financieras. Pueden ser bancos de primer piso o de segundo piso, según sea el tipo de proyecto. La banca de primer piso suele ser más cara y el tipo de financiamiento que otorga es a través de créditos o instrumentos similares.

c. Fondos públicos. La mayoría de estos fondos se canaliza a través de la apertura de convocatorias públicas y suelen ser a fondo perdido, es decir, la devolución del dinero nos es obligatoria y no hay pago por el uso de los recursos. No obstante, suelen requerir de una gran inversión de tiempo (y una buena dosis de paciencia) para su adecuada gestión y obtención.

d. Fondos de Inversión. Son instituciones de inversión colectiva, que reúnen inversionistas para conformar un fondo que invierta a través de diversos  instrumentos financieros, con el objetivo de obtener una mayor rentabilidad del capital.

 

10. Tasa de descuento o costo de capital. También es conocida como el costo de oportunidad. 

 

Refleja el retorno mínimo esperado sobre una inversión. Se determina a partir de la estructura de las fuentes de financiamiento, partiendo del supuesto que cada fuente exige una tasa que representa su costo por el uso del dinero. El método más utilizado es el Costo de Capital Promedio Ponderado (CCPP).

11. Proyecciones financieras. Realiza tus proyecciones financieras a un plazo de cinco años, es recomendable hacerlo a este plazo debido a que se considera que los tres primeros años son determinantes para el proyecto, donde se sabrá si sobrevive o no; el cuarto año es cuando se comienzan a ver resultados claros y el quinto donde se puede considerar que la empresa ha madurado.

12.Indicadores financieros. Una vez realizadas tus proyecciones financieras, es de vital importancia obtener los indicadores que miden el rendimiento de la empresa. Algunos indicadores importantes son: 

a. EBITDA. Es un término que significa Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation and Amortization. El EBITDA se identifica en el Estado de Resultados y refleja la eficiencia operativa de la empresa, es decir, el beneficio bruto de la actividad de la empresa antes de la deducción de impuestos y de los gastos financieros. 

b. Valor Presente Neto (VPN). Es uno de los métodos más usados y conocidos para evaluar un proyecto de inversión y utiliza la condición del valor del dinero en el tiempo. Nos permite determinar si un proyecto es aceptable o no a través de los flujos de efectivo, la tasa de descuento (costo de capital) y la inversión inicial, que pueden arrojar un valor estimado positivo, igual a cero, o negativo. Si el valor de la VPN es positivo se considera que el proyecto está maximizando la inversión; si es igual a cero se interpreta no está maximizando el valor, que está ofreciendo el mismo que el costo de capital. Si el valor es negativo, significa que se está perdiendo valor, y consecuentemente el proyecto no es aceptable.

c. Tasa Interna de Retorno (TIR). Es un método de valoración de las inversiones y se expresa en porcentaje. Algunos definen la TIR como la tasa de descuento que iguala el valor presente neto a cero. A mayor TIR de un proyecto, mayor es su rentabilidad y atractivo para el inversionista.

Como mencioné anteriormente, estos elementos no son una receta o representan la síntesis de algún procedimiento idóneo; simplemente son pasos que, a través de mi experiencia, he logrado identificar y que, sin duda, me han resultado útiles. Hacer proyecciones financieras para tu emprendimiento tiene su propia complejidad, pero no es diferente a cualquier otra actividad, ni mucho menos cosa del otro mundo. Lo importante es que tengas un conocimiento profundo de tu proyecto, y que puedas delimitarlo adecuadamente.

Por todo esto, aquí van algunos consejos prácticos para cualquier emprendedor:

1. Aprende contabilidad. No importa cuál sea tu área de estudio o enfoque, un emprendedor debe saber contabilidad básica. Seguramente no quieres que te pase lo que le ocurrió a Eduardo Saverin, el socio de Mark en la película La red social.

2. Un socio que sepa de finanzas y contabilidad no te caería nada mal. Si es cierto que cualquier emprendedor debe de conocer de contabilidad básica, sería bueno incluir a un socio que sepa de números.

3. Acércate con profesionales del Ecosistema Emprendedor, nosotros sabemos cómo gira y en torno a que giran los temas del emprendimiento. Sin duda podemos ayudarte a fortalecer tu proyecto.

4. Recuerda que los números sustentan, pero no sostienen. Las finanzas son la traducción a números de todas las variables cuantitativas y cualitativas de tu proyecto o emprendimiento, y es la actividad de estas variables la que sostiene lo que los números postulan.

5. Las startups no todas son iguales, aprende a identificar en dónde está parado tu emprendimiento, las variables son diversas dependiendo del tipo de tu emprendimiento.

6. Los números atraen pero el emprendedor enamora. Los inversionistas financian en un 60% al emprendedor, y sólo en un 40% al proyecto y sus números.

7. ¿El business plan, un documento en extinción? Se dice, se comenta y se discute sobre si el business plan ha dejado de ser relevante en un emprendimiento debido al cambio rápido y constante que éste pueda llegar a sufrir. Mi opinión es la siguiente: ¡Hazlo! Siempre es recomendable tener un documento que contenga información y sustente tu proyecto. 

Recuerda que una idea se construye sobre otra idea y que además, un business plan es una de tus primeras cartas de presentación ante cualquier inversionista, cliente, empresa o institución.

8. Al igual que Bill y Mark, identifica tus fuerzas y fortalezas, un emprendedor no puede ser “todólogo”. Complementa tus “áreas flacas” rodeándote del mejor talento humano que puedas conseguir, para así generar el mayor valor posible para tu proyecto.

Visto 2721 veces Modificado por última vez en Sábado, 01 Noviembre 2014 03:06
Antonio del Valle

DESARROLLO DE NEGOCIOS Y FINANZAS


 Experto en el desarrollo de modelos de negocio y en valuación financiera para emprendedores y startups

   

 

 

¿Quieres conocer más acerca del autor?

¡Visita su Blog personal!

Valora este artículo
(0 votos)

129 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.




The biggest bookie William Hill United Kingdom link.